La oscura sátira social surcoreana “Parásitos” ganó el domingo el Oscar a la mejor película, haciendo historia al ser la primera película en ganar el máximo galardón de la industria cinematográfica sin estar grabada en lengua inglesa.
“Parásitos”, que trata sobre la brecha entre ricos y pobres en la Seúl moderna, ganó un total de cuatro Oscar, incluyendo el de mejor director y guión para Bong Joon-ho y el de mejor película internacional, al que también estaba nominada “Dolor y gloria”, de Pedro Almodóvar. Ninguna película había ganado a la vez el premio al mejor largometraje y a la mejor película en los Oscar.

Fue un resultado notable para una película que se proyectó con subtítulos en los cines de Estados Unidos, superando a películas de los grandes estudios y a veteranos de Hollywood como Martin Scorsese y Quentin Tarantino. La victoria también se produjo al final de una temporada de premios que había sido criticada por la falta de diversidad.

Por contra, el escenario de los Oscar estuvo repleto de actores y cineastas surcoreanos, que en su mayoría se dirigieron al público a través de un intérprete.

“Me quedé sin palabras”, dijo Kwak Sin-ae, uno de los coproductores de “ Parásitos”. “Nunca imaginamos que pasaría esto. Estamos muy felices. Siento que un momento muy importante de la historia está teniendo lugar ahora mismo.”

Al recibir su primer Oscar de la noche, al mejor guión original, Bong miró asombrado la estatuilla dorada.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente